Archive

Archive for the ‘Medios’ Category

Las tres naves que se dirigen a la tierra

Fue hace dos semanas cuando me enteré. Mientras trabajaba diligente frente al ordenador, el locutor de la radio abordaba temas diversos. Ya se sabe, lo corriente y cotidiano: que si la crisis, que si el paro, que si los bancos… Yo no prestaba demasiada atención porque estaba a lo mío – uno que es un profesional xD -, pero alguna que otra palabra me llegaba. Y hablaban también de cuestiones como la psicología o los animales. Continuaba absorto, sin quitarle ojo a la pantalla. De cuando en cuando asentía o meneaba la cabeza. ‘Nada nuevo’ – me decía – , y seguía con mis tareas. Pero de pronto lo soltaron. Tranquilamente. Como quien dice que se va a comprar el pan. Como quien anuncia que se va dos semanas de vacaciones al país vecino. Que no cunda el pánico. ‘Tres naves nodrizas se dirigen a la tierra‘, dijo el locutor. – ¿Cómo? ¿Extraterrestres? – Se me aceleró el pulso. Pero había más. ‘Llegarán en diciembre de 2012 y son enormes, de un tamaño que abarca la distancia que hay entre Barcelona y Sevilla’. Toma ya. ‘Hablaremos de ello en el programa de la semana que viene’, concluyó con una sonrisa que se reflejó en el tono de su voz. Así, sin más. O sea, que en diciembre tres naves del tamaño de un país estarán en nuestro planeta, pero ya lo hablamos la semana que viene, si eso. Con calma. No pasa nada. Sin estresarse.

Y entonces me puse a pensar. ¿Cuánta gente entrará en esos cacharros? Unos cuantos, al menos. Comencé a sudar. ¿Aterrizarán o se quedarán flotando? Porque a ver dónde encuentran sitio para dejar semejantes armatostes… Si a mí me cuesta aparcar mi Aygo, no sé yo cómo demonios se lo van a montar estos seres/bichos/monstruos/marcianos que nos visitarán. ¿Haremos aparcamientos para ellos? ¿Les cobraremos? Seguro que ya hay algún que otro alcalde frotándose las manos. Menudo negocio van a hacer, como siempre.

Así que en todo eso pensaba mientras conducía hacia mi casa. Mi cabeza bullía, llena de preguntas y conjeturas. Y cuanto más pensaba, más preocupado estaba. Porque, claro, uno solo es capaz de imaginar a partir de cosas que ha conocido o experimentado de alguna manera, y yo no he visto un extraterrestre en mi vida.  Sí, de acuerdo, todos hemos conocido seres que podrían serlo, pero no lo podemos confirmar, ¿verdad?. De modo que el cine es el único medio a través del que he visto extraterrestres. Y acordarme de cómo eran no me ayudó.

Porque pasé una semana horrible. Indagué en Internet y, efectivamente, hallé un vídeo en el que se apreciaban tres bultos azules que, al parecer, se aproximaban a la tierra. Pero lo que a mí me importaba no eran esas manchas azules, sino lo que podían contener. ¿Serían aliens? ¿Predators, tal vez? ¿Los lagartos de V? Ninguna opción era buena. A ver quién tiene narices para acercarse a un alien, o a un predator, o a un lagarto… Y eso sin tener en cuenta lo feos que son, porque lo son todos ellos, y con ganas.

 

 

Horror, terror, pavor y miedo. Todo era estrés, sudores y nervios. No sabía dónde meterme. ‘Que llegue ya el próximo fin de semana y me aclaren esto, por dios’ – me repetía, nervioso-. Pero en lo más hondo de mi ser albergaba una pequeña esperanza: que los extraterrestres de aquellas naves fueran un fraude como, por ejemplo, los de la película ‘Señales‘ – sí, de esos que no pueden mojarse -. Y así, creyendo en esa remota posibilidad, llegué al día en que anunciarían lo irremediable.

De manera que ahí estaba yo, sentado, los labios apretados, los puños cerrados y el oído alerta, aguardando a que abordaran el asunto que decidiría el futuro de la humanidad. ‘Tenemos a un experto que va a explicar el tema’, dijo el locutor. ¡Por fin! Y el tipo comenzó a hablar y a decir cosas como ‘hay que ser muy cauto con estos asuntos’ y ‘no nos podemos fiar de la NASA‘. Tras una semana de infarto, imaginando a aliens y predators por las calles de mi barrio haciendo de las suyas, resulta que el experto venía a decir, grosso modo, que no había que creer todo lo que cuentan. Una semana esperando sus aclaraciones, todos los detalles de la operación, y al final todo quedaba en nada. Un alivio, un respiro, un desahogo. Nadie vendrá en diciembre. Seguiremos vivos.

En fin, que de todo aprende uno. Y, como decía aquel experto en extraterrestres, habrá que ser cauto antes de creerse lo que a uno le cuentan. De momento, voy a ver el informativo. Seguro que ahí nadie intenta meterme miedo, claro 😀

Categorías:Humor, Medios Etiquetas: , ,

TVE volverá a ser TelePP

abril 21, 2012 1 comentario

Radio Televisión Española será menos plural todavía. Aunque la seguiremos sufragando todos los ciudadanos, en realidad representará a un solo partido. Si antes ya existían quejas sobre lo poco representados que se hallaban los partidos pequeños y ciertas realidades que no se reflejaban, ahora la información irá dirigida tan sólo en un único sentido: el que le interese al PP.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría anunció ayer en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que bastará con una mayoría absoluta para elegir al presidente de RTVE. Un decreto ley suprime la necesidad de que sea respaldado por dos tercios del Congreso. O, hablando claro, el Gobierno designará de forma unilateral al presidente de la televisión pública valiéndose del rodillo del Congreso.

María Dolores de Cospedal lo tenía claro en aquella famosa entrevista que le hizo Ana Pastor: ‘Televisión Española no está siendo una televisión pública imparcial como debería’- decía -. Lo que no añadía es que el PP también eligió al anterior presidente, ya que la reforma que en su día impulsó el gobierno de Zapatero exigía que los dos partidos mayoritarios acordaran el nombre del presidente de RTVE. No era la panacea, ni mucho menos, pero al menos evitaba que un partido político utilizara la televisión de todos en favor exclusivo de sus intereses privados.

 

 

Pues bien, a partir de ahora esto no será así. Y la consecuencia será, presumiblemente, una información aún más sesgada y más escorada a la derecha. Pero, ¿hasta dónde será capaz de llegar el ejecutivo de Rajoy? ¿Volveremos a los tiempos de desinformación sobre el Prestige y el chapapote? ¿Tratarán de engañarnos en asuntos tan trágicos como aquel funesto 11-M? ¿Llegarán de nuevo los tiempos estelares de Urdaci, como aquellos en que llamaba ‘ce, ce, o, o’ al sindicato Comisiones Obreras? Lo veremos durante los próximos meses.

 

 

De momento, me surgen otras dos cuestiones viendo el vídeo de María Dolores de Cospedal: ¿de verdad se cree que es posible que un medio de comunicación sea imparcial? Y, sobre todo, ¿en serio piensa que nos creemos que el Gobierno del Partido Popular intentará que RTVE lo sea?

Categorías:Medios, Política Etiquetas: , ,

Telecinco echa la culpa a los videojuegos

abril 10, 2012 1 comentario

‘Un joven intenta suicidarse por culpa de los videojuegos‘. El programa de Ana Rosa Quintana repetía ayer la oración una y otra vez a través del típico rótulo que desfila por la parte baja de la pantalla. Entretanto, una chica contaba su desgraciada experiencia con las glándulas mamarias PIP; en las pausas, los anuncios publicitarios nos recordaban lo importantes que son algunos aspectos de nuestra vida y nos animaban a consumir para remediar todos nuestros presuntos males.

Tras la publicidad, el programa de Telecinco continuaba abordando otros temas y, mientras, reiteraba sin cesar el rótulo de ‘suicidarse por culpa de los videojuegos’. Al rato, entrevistaban al joven en cuestión, quien afirmaba que llegó a jugar entre 10 y 12 horas al día. Un verdadero adicto, cierto. Una persona que tuvo un problema y necesitó la ayuda de profesionales para superar su adicción. Durante la entrevista se hacía alusión a otro tipo de adicciones, como Internet o las redes sociales. Al menos, se mencionaba un caso de asesinato ‘motivado’ por una serie de televisión.

El tema de los videojuegos es un asunto manido y recurrente en la televisión. Que un joven se pase 12 horas al día jugando sin apenas parar significa que no está bien y necesita ayuda. Ahora bien: ¿para cuándo un programa que denuncie lo nociva que es la tele? ¿Cuándo dirán que es una vergüenza que veamos sangre, tripas y violencia real (no ficticia) y gratuita en los informativos casi todos los días? ¿Y qué hay de la publicidad, ésa que nos ordena cómo debemos vestir, cuánto tenemos que pesar y qué talla de sujetador tienen que tener las mujeres? ¿Por qué no hablar de programas como ‘Hombres, mujeres y viceversa’, cuyo principal mensaje es que el físico, por encima de todo, es lo más importante? ¿Cuándo afirmarán que la culpa del problema surgido con las glándulas mamarias PIP del que hablaban ayer en Telecinco la tiene, en su origen, toda esa basura que difunden?

Categorías:Medios, Videojuegos Etiquetas: , ,

La huelga según los medios

marzo 30, 2012 3 comentarios

Los mass media no fueron a la huelga ayer. Desinformar y dirigir el foco mediático a una sola realidad es demasiado relevante como para hacer una excepción ofreciendo una realidad alternativa y diferente. La desinformación no entiende de huelgas, es implacable. Y ayer lo volvimos a comprobar.

Cometí el error de tener puesto Telecinco mientras comía. El informativo hablaba de la huelga, o mejor dicho, de la huelga que siempre se cuenta. Los piquetes alborotadores que no dejan ejercer sus derechos a los honrados trabajadores españoles. Las redes sociales que publican fotos de piquetes, siguiendo la recomendación de Esperanza Aguirre. Los huelguistas que aprovechan la jornada, encantados de la vida y felices y sonrientes, para acercarse a la playa y tomar el sol. Menos mal que también mencionaban que, desgraciadamente, existe mucha gente que ni siquiera tiene la posibilidad de hacer huelga porque, para eso, primero hace falta tener un trabajo.

Para no variar, el informativo me dejó mal sabor de boca. Por supuesto, estoy en contra de que se obligue a cualquier trabajador a no trabajar en contra de su voluntad. Lo que sucede es que existen otros muchos argumentos y situaciones que no se abordan. Por ejemplo, el sacrificio que supone esta huelga general para los trabajadores españoles, que a pesar de perder una buena cantidad de dinero secundándola, la respaldan porque (aquí sí) no queda otro remedio. Tampoco se habla como se debería de toda esa gente a la que le gustaría ir a la huelga pero que, bien porque no llegan a fin de mes, bien por miedo a perder su puesto de trabajo, no pueden hacerla. En cambio, lo que sí vemos es universitarios y trabajadores tumbados como lagartijas al sol, chillando ‘viva la huelga general’ porque no han ido a trabajar y, además, celebrando que les ha salido un día estupendo. Un chollo, oiga. Pues me niego.

No perdamos la perspectiva. Hacer una huelga supone un gran sacrificio para los trabajadores que la secundan pero, aun así, deciden hacerla. ¿Por qué decide la gente, entonces, ir a la huelga? Me temo que no es para poder disfrutar de un maravilloso día primaveral de sol y playa. Aunque viendo el informativo de Telecinco, cualquiera lo diría. La huelga general se ha convocado porque el Gobierno ha puesto en marcha una reforma laboral que es una tomadura de pelo y que, además, no servirá para crear empleo. Y todo lo demás es desviar la atención. Que quede claro.

Categorías:Economía, Medios Etiquetas: , ,

Bancos que financian guerras

marzo 21, 2012 3 comentarios

Creía que la guerra era mala y que todos la repudiábamos, pero parece que esto también depende del interés. Aunque los ciudadanos de a pie estamos en contra de las armas, lo cierto es que las estamos financiando. ¿Yo? – te dirás-. Sí, tú y yo. Muchos de nosotros, al menos. Y, en la mayoría de los casos, no lo sabemos, pero lo hacemos. ¿Cómo es posible? Los bancos. ¿Acaso sabemos qué hacen con nuestro dinero? Al parecer, dedican una buena cantidad a financiar la guerra.

El pasado 6 de marzo leía en la web periodismohumano.com una noticia titulada ‘El Banco de Santander y BBVA dan créditos a fabricantes de armas nucleares‘. En ella se explica que un informe de la ‘Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares‘ asegura que ‘el Banco Santander y el BBVA financian empresas implicadas en la producción de armas nucleares norteamericanas, británicas y francesas’. En concreto, dice que ‘los dos bancos españoles han concedido créditos o han participado en la emisión de bonos de 10 empresas extranjeras que fabrican armas nucleares o los misiles o submarinos que se usan para lanzarlas’. O sea, que los iraníes son infames y malvados porque quieren tener la bomba nuclear (que otros países, entre ellos Israel, ya tienen), pero los bancos la financian y aquí nadie dice una palabra más alta que la otra. ¡Ah, pues muy bien!

Como me parecía ‘fabuloso’ lo que acababa de leer, decidí buscar un poco más de información. Me encontré con una entrada muy interesante del blog ‘Ovejas sin redil’ titulada ‘BBVA, el banco que más armas paga‘. El artículo explica que existen iniciativas para poner freno a este tipo de comportamientos belicistas. Por ejemplo,’ Banca Limpia‘ y ‘BBVA sin armas’. Son campañas, dice el artículo, que pretenden ‘denunciar las inversiones que los bancos realizan en armas, empresas con impacto medioambiental y vulneración de los derechos humanos‘.

BBVA sin armas‘ es una campaña que se centra en este banco en concreto. Banca Limpia, por su parte, tiene un objetivo más amplio y da la opción de conocer cuánto dinero destina cada banco a financiar armamento, y adjunta en su web el PDF del informe ‘Negocios sucios: bancos españoles que financian armas‘. Os recomiendo que le echéis un vistazo porque vais a alucinar.

Creo que es una cuestión lo suficientemente relevante como para que nos planteemos dónde depositar nuestro dinero. Ya que los medios oficiales ni se hacen (ni se harán) eco sobre el asunto, espero que, al menos, sirva este artículo para que más gente lo conozca.

Categorías:Economía, Internet, Medios Etiquetas: , ,

La mentira de la gripe A

Estaba yo leyendo una noticia sobre salud cuando, no recuerdo exactamente el motivo, me ha venido a la cabeza la gripe A. ¿Os acordáis? ¿Qué sucedió con aquello? Poco o nada se habla ya, pero fue un machaque continuo e incesante desde todos los frentes. Tele, radio y prensa; toda la información mediática dirigida a un solo objetivo. Un fin antiguo y recurrente, pero eficaz y actual como el que más: el miedo.

Los datos y las estadísticas decían que era muy difícil morir a causa de esta enfermedad. La gripe de toda la vida, la que hemos contraído alguna vez tú y yo, era causante de un nivel de mortandad mucho mayor. Por no hablar de otras enfermedades que, por supuesto, no salían en la tele. Y no me meteré a despotricar contra el azúcar y la irresponsabilidad interesada de los mass media porque me alargaría demasiado. Queda claro, por tanto, que la cuestión era, una vez más, el interés. O, dicho de otro modo: había que vender.

Y echando la mirada atrás, con la perspectiva que nos otorga el tiempo, uno se alegra de que la jugada no saliera bien. Se creó una necesidad falsa y el temor caló en los ciudadanos. Recuerdo personas con mascarillas en el aeropuerto y noticias que no cesaban de recomendarnos que nos vacunáramos. Al parecer, afortunadamente, no fue suficiente.

Porque, al final, el asunto quedó en un ‘bluf‘, y los mass media plegaron velas dirigiendo su atención a otro tipo de cuestiones que ya no recuerdo. Pero eso que sucedió fue muy grave, y nos debería servir para tener los ojos abiertos. Hoy las noticias son otras, pero el interés y el miedo continúan ahí.

Os recomiendo que veáis el vídeo de arriba. Son sólo nueve minutos y lo deja todo muy clarito.

Categorías:Medios, Salud Etiquetas: , ,

Concursos para ignorantes

marzo 7, 2012 1 comentario

Hoy me pongo en plan extremo, radical y borde. Aprovecho este espacio para desahogarme y reivindicar concursos de televisión con cierto nivel de dificultad, como el legendario ‘Saber y ganar’, el emocionante ‘Atrapa un millón’ o el siempre difícil ‘Pasapalabra’. Pero es mi deseo, sobre todo, cargar sin tapujos contra determinados programas que parecen propagarse como una plaga. Concursos que no sólo se encargan de hacer preguntas ridículamente fáciles, sino que además seleccionan concursantes capaces de fallarlas. Un despropósito.

Así me voy a quedar.

Uno de ellos es el flamante programa de La Sexta ‘El Millonario‘, presentado por Nuria Roca. Lo veía el lunes en casa y alucinaba. – ¿Cómo pueden hacer esa pregunta? ¡Les regalan el dinero! – me decía -. Pero no, no lo hacían. Los concursantes rebasaban todos los límites y eran capaces de fallar, para asombro del telespectador, preguntas facilísimas. La quinta cuestión rezaba: ‘españoles, Franco ha muerto. ¿Quién fue el autor de este histórico anuncio? -. – Otro regalo. Y eso que ya van por la quinta – me decía -. Pero el concursante no estaba seguro, y decidió pasar.

Dadas las circunstancias, la curiosidad pudo conmigo y decidí continuar viendo el programa. – ¿Hasta dónde serán capaces de llegar? Seguro que no he visto lo peor – pensé. Y, efectivamente, lo que vi con la siguiente cuestión que plantearon, jugando ya por 1500 eurazos, confirmó mis sospechas:’ Ícaro acabó de mala manera cuando intentó escapar de Creta…A. Corriendo B. Volando C. En un barco D. En una carreta.’ Con las manos en la cabeza y los ojos como platos, vi que el concursante afirmaba, bromeando, que pasaba porque quería que los demás también participaran. (ver vídeo a partir del minuto 11.50)

Y el mayor desatino se produjo entonces. La concursante que lo sustituyó eligió la opción D (en un barco) y cayó eliminada con todo merecimiento. Fue en ese instante cuando decidí escribir sobre el tema. ¿Nos toman el pelo? ¿Qué tipo de gente seleccionan? Y me vino a la cabeza otro concurso que también se las trae: ‘Ahora caigo‘ de Antena 3, presentado por Arturo Valls.

Porque en éste no se limitan a hacer preguntas fáciles: directamente te dan parte de la respuesta colocando algunas letras. Pero muchos participantes, quiero pensar que agarrotados por los nervios, son incapaces de acertar cuestiones cuya respuesta conoce cualquier niño. Que vale, que todos tenemos un lapsus y siempre hay cosas que desconocemos. ¡Pero todo tiene un límite! Y si creéis que exagero, aquí os dejo un ejemplo ilustrativo:

Categorías:Humor, Medios Etiquetas: , ,