Archive

Archive for the ‘Documentales’ Category

Productos programados para fallar

Llevas tiempo deseando tener una, pero el dinero nunca te ha sobrado. Tras ahorrar unos meses, te has acercado a la tienda y le has señalado al vendedor la cámara que quieres. No necesitas mirar, ni preguntar, ni informarte sobre ningún detalle ni característica del producto; tú ya los conoces todos. Te has informado durante todo este tiempo y lo tienes claro. Quieres exactamente la que indicas al vendedor.

Así que ahora sales del establecimiento con una sonrisa de oreja a oreja. Mientras sujetas con tu mano derecha la bolsa que contiene la cámara, piensas que, esta vez sí, va a tener una larga vida. Precisamente eso es lo que buscabas al elegir justo ese modelo. Una marca fiable, con reputación de hacer productos que dan buen resultado. Pero además, una cámara con buena lente, buen zoom, y todas esas cosas que, dicen, hacen que una cámara de fotos digital sea buena. Un desembolso, sí, pero justificado. Un gasto que amortizarás.

Piensas que esos dos años de garantía que ha mencionado el vendedor no son suficientes. La cámara que has comprado la usarás a menudo y durante mucho tiempo. Te acompañará en tus viajes y tus cenas, en tus fiestas y tus bodas, en tus partidos y tus conciertos. Por eso, llevaste a cabo una buena labor de documentación acerca de las marcas y sus modelos; y por eso, has decidido adquirir ese modelo en concreto. Y es que, piensas, la diferencia entre un producto de marca conocida y otro de marca desconocida es abismal. Lo barato termina saliendo caro, te dices. Y, salvo extraño contratiempo, esta cámara te durará mucho más que esos dos años de garantía.

Pero te equivocas, aunque no lo sabes. Igual que no sabes que muchos productos se fabrican para estropearse de manera repentina. Porque si te dura demasiado la industria no vende, y si no hay ventas, la industria, dicen, no ‘crece’ como debería. De modo que cuando, a los 18 meses de comprar la cámara, ya no te funciona, comienzas a plantearte que quizá lo apropiado sea adquirir otra. Al fin y al cabo, una reparación no compensa porque sale demasiado cara. Mejor pagar un poco más y tener uno de esos últimos modelos que quedarán obsoletos en poco tiempo.

Y así se reinicia el bucle. Crees que, otra vez, has tenido mala suerte con la cámara que compraste. Pero vuelves a necesitar una, y empiezas a ahorrar de nuevo. Y el resto ya lo conoces.

————————————————————————————————————————————–

Ahí va un documental que explica todo esto y mucho más. Obsolescencia programada.

¿Crisis provocada?

febrero 28, 2012 3 comentarios

‘Sólo una crisis, real o percibida, produce auténticos cambios‘. Son palabras de Milton Friedman (1912-2006), quien fuera economista y profesor de la Universidad de Chicago. Aunque las escribió hace muchos años, a uno le resultan familiares y vigentes. Porque, como estamos viendo, la crisis actual está produciendo auténticos cambios casi a diario, y el Gobierno y los medios justifican las medidas de recorte de derechos bombardeándonos, sobre todo, con dos mensajes: ‘no queda otro remedio’ y ‘hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

En todo esto pensaba mientras visionaba el documental ‘La doctrina del Shock‘. Basado en el libro con igual título de la periodista e investigadora canadiense Naomi Klein, explica cómo el capitalismo salvaje ha requerido de terapias de shock para terminar imponiéndose de manera absoluta. ‘Para poder imponer estas políticas económicas había que sembrar el miedo hacia un enemigo’, dice Klein refiriéndose a las medidas devastadoras que impulsó Pinochet en Chile. Su enemigo era el marxismo, del que dijo que era ‘como un fantasma’. Y todos sabemos que los fantasmas dan mucho miedo.

En el mundo anglosajón, por otra parte, emergieron dos figuras que fueron decisivas para el establecimiento del sistema de capitalista en que hoy vivimos: Margaret Thatcher y Ronald Reagan. En el caso concreto de la primera, quería tomar medidas que perjudicaban a demasiada gente y que no era posible llevar a cabo en un sistema democrático. Era necesaria la aprobación de los gobernados, pero la “dama de hierro'” se había vuelto impopular. Fue entonces cuando tuvo lugar la guerra de las Malvinas. Argentina invadió un archipiélago ubicado en el océano Atlántico del que muchos ingleses ni tan siquiera habían oído hablar, pero que, se les decía, les pertenecía. Thatcher solventó el asunto en menos de tres meses y su popularidad subió como la espuma. La doctrina del shock había vuelto a triunfar.

Su “triunfo” y popularidad le permitieron poner en marcha las políticas económicas que antes no había podido establecer. Tras una privatización a gran escala que se denominó ‘Big bang’, las diferencias entre empresarios y trabajadores no han parado de incrementarse. Ahí van dos datos que se ofrecen en el documental: en el Reino Unido, antes de Thatcher, un gerente general ganaba 10 veces más que un empleado medio. En 2007 ganaba más de 100 veces más. En EE.UU., antes de Reagan los gerentes generales ganaban 43 veces más que el empleado medio. En 2005 ganaban más de 400 veces más.

No voy a descubrir ahora la polvora mojada, porque todos conocemos cuál es la situación actual. Sí quiero, no obstante, acabar este post con las palabras de Naomi Klein al inicio del documental: ‘lo que nos mantiene orientados, alerta y a salvo del shock es nuestra historia. Una época de crisis como la que estamos viviendo es ideal para pensar en la historia, en la continuidad, en las raíces; es un buen momento para situarnos en la historia de la lucha humana‘.

Categorías:Documentales Etiquetas: , ,