Inicio > Comunicaciones > Vodafone me incluye en ‘morosos’

Vodafone me incluye en ‘morosos’

Es ver o escuchar la palabra ‘Vodafone’ y sentir náuseas. Cambio de canal cada vez que ponen un anuncio de esta compañía en la tele. Paso de página con furia cuando se publicita en el periódico. No puedo ni verlos, y se lo han ganado a pulso. Para mí, la palabra Vodafone significa estafa, ladrón y buitre. ‘Todas las compañías choricean’, os diréis. Es cierto. Pero con este post intentaré convenceros de que, en el arte del latrocinio, Vodafone no tiene parangón.

Teléfono móvil.

Todo comenzó en agosto del año pasado. Soy cliente de Ya.com desde que me mudé a mi vivienda actual. Nunca he tenido Internet con otra compañía en esta casa, ni siquiera con Vodafone. ¿Y de dónde surgen entonces los problemas? Una llamada. Como digo, fue en agosto cuando esta compañía contactó conmigo. No soy dado a atender este tipo de llamadas, pero decidí hacer una excepción. Y cuánto me arrepiento. Me ofrecían mejorar mi servicio de teléfono fijo y ADSL. El precio era más bajo y no existía contrato de permanencia. Tras darle unas vueltas y consultarlo con mi novia, les di el ‘, quiero’.

Al día siguiente recibí una contraoferta de Ya.com que era todavía mejor que la de Vodafone. Como aún quedaban bastantes días para que se hiciera la portabilidad, decidí quedarme con mi compañía. No había, en principio, ningún problema. O no debería haberlo; porque en mi casa ya estaba el router de Vodafone que, al parecer, enviaron en cuanto les dije que sí, y me llegó a una velocidad más que sorprendente. ‘Se devuelve y punto’, pensé. Y a ello me puse.

Llamé y llamé, y por fin, en uno de esos intentos que terminan con los nervios del más paciente, conseguí enterarme de cómo tenía que hacer la devolución. Lo introduje todo en un paquete, escribí las señas tal y como me indicaron, y entregué el router al chico de SEUR. Creía que el asunto estaba zanjado. ¡Qué iluso!

Me cobran 177 euros

Para mi sorpresa, al cabo de aproximadamente mes y medio vi que Vodafone me había cobrado 177 euros. Obviamente, devolví el recibo. Al poco, me llamaron reclamándome el router, y les informé de que ya lo había enviado. Quedaba claro, pues, que el cobro que se me realizó había sido en relación al router. ¡Y menos mal que conservé el resguardo que me dio el chico de SEUR!

Router.

Fue entonces cuando comencé a recibir llamadas de un teléfono oculto. Como me negaba a atender una llamada que no reflejaba el número de teléfono, no sabía quién podía ser, aunque era consciente de que podía tratarse de ‘mis amigos’. Después de unas tres semanas se puso en contacto conmigo SEINCO, una agencia de cobro. Tras explicarles todo el despropósito, tuve que enviarles por fax la fotocopia del justificante de envío de SEUR. Mientras tanto, recibía cartas de Vodafone exigiéndome el pago del router y amenazándome con que, si no hacía lo que me pedían, me incluirían en ‘morosos‘.

Como veis, tuve que dar muchas vueltas por un error (en el mejor de los casos) del que yo no era responsable. Podría dar más detalles, pero el post se haría eterno. La cuestión es que, al final, conseguí que SEINCO comprobara que, en efecto, tenía yo razón. ‘Tienes que hablar con Vodafone’, me dijeron. ¿Otra vez? No daba crédito. Llegué a pensar que era imposible que se terminara el asunto.

Y recibí un mensaje de Vodafone, sí. Pero cuando llamé al teléfono que se me facilitó, me dijeron que tenía una deuda con ellos y me preguntaron el motivo. ¡No habíamos avanzado nada! Monté en cólera y le espeté al teleoperador que me pusieran en ‘morosos’. ‘Ya os denunciaré’. Y se conoce que se lo tomó al pie de la letra, porque a los pocos días recibí una carta que, en resumidas cuentas, me informaba de que estaba en morosos.

Ayer me llegó la última de Vodafone. Dicen que rectifican la factura de 177 euros y procederán a ingresarme el dinero. ¿Por qué? Puse una reclamación en consumo y parece haber surtido efecto. Mano de santo. Y sí, yo tampoco entiendo que me vayan a ingresar un dinero que no pagué porque devolví el recibo, pero es Vodafone, ya se sabe. De momento, esperaré a ver si ingresan, y después comprobaré si continúo o no en ‘morosos‘. Ya queda menos, está a punto de terminar. Vodafone: nunca mais.

Categorías:Comunicaciones Etiquetas: , ,
  1. Antonio
    agosto 11, 2012 a las 9:30

    Desgraciadamente no eres tu solo. Es algo habitual, y permisivo por parte de las autoridades a esta compañia. A mi me han estafado más de mil euros, porque mi abogado me aconsejó pagar que luego me lo devolverá la justicia. Eso espero, y esa es la ventaja con la que juega Vodafone, que hay gente que paga y o no tiempo o no tiene dinero para ir a juicio.

    Es lo que hay, ellos lo saben y cuando cuela, pues cuela y te roban, sin más, te timan, te estafan, y cuando no cuela, devuelven el dinero y punto pelota… Buen negocio no?

  2. Gondro
    mayo 1, 2013 a las 18:46

    A mi llevan años persiguiéndome para cobrarme 200 euros. No ROBAFONE, a mi no me vais a robar.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: